¿Qué es un préstamo rápido?

Uno de los aspectos positivos del capitalismo fue la introducción de la compra a plazos. Esto permitís, y permite, a personas que en un momento determinado no cuentan con el efectivo necesario para realizar una compra, fraccionarla en "cómodos plazos" a los que sí pueden hacer frente a cambio de una comisión denominada interés que cobra la parte que concede dicha financiación. Sin embargo este sistema puede volverse encontrar de la persona en determinados momentos o etapas de su vida en las que tampoco pueda hacer frente a esos plazos de pago.

Esta situación se muestra de forma clara en fases de crisis económica como la que en estos momentos estamos viviendo donde además, las entidades bancarias endurecen las condiciones a la concesión de préstamos. Para dar respuesta a esta situación hace ya algunos años comenzaron a proliferar, con gran éxitos, las compañía de crédito o préstamo rápido per, ¿qué es un préstamos rápido?

préstamo rápido


Un préstamo rápido es un crédito personal que se caracteriza por el hecho de que su concesión es prácticamente inmediata y su tramitación se lleva a cabo bien mediante vía telefónica bien a través de internet.

Lo habitual es que este tipo de préstamos respondan a cantidades relativamente pequeñas, entre 300 y 6000 euros, aunque ya se pueden encontrar ofertas en el mercado mucho superiores. Respecto al plazo de devolución, éste se sitúa en una media de cinco años aunque, evidentemente, dependerá de la cantidad solicitada y concedida?

Estos préstamos rápidos son concedidos por dos tipos de entidades. Por un lado, los propios bancos y cajas que los ofrecen a sus propios clientes, y por otro lado, otros entidades de crédito financieras o también bancos que los ofrecen sin necesidad de domiciliar nómina ni cambiar de banco como pueden ser Cetelem, Cofidis, etcétera.

Incluso los hay que conceden este tipo de préstamos rápidos a pesar de que el solicitante esté presente en algún registro de morosos como el RAI o el ASNEF.

Lo habitual es que los préstamos rápido sean solicitados ante una situación de urgencia o cuando tu entidad bancaria ya no te concede más crédito.

El lado negativo de estos créditos aparentemente tan fáciles de conseguir radica en los fuertes intereses que llevan aparejados y que, en función de la cantidad a financiar, el plazo de financiación y la propia entidad que lo conceda, puede ir desde el 13% de interés anual hasta el 34,2%

No hay comentarios :